Zenbook3

Cómo tu huella dactilar se convirtió en la clave de acceso a tu portátil

Tu portátil contiene toda tu vida digital, de manera que impedir el acceso a él es algo fundamental. Y aunque las contraseñas nos han servido bien durante años, la huella dactilar ofrece un plus de seguridad y comodidad. Algunos portátiles modernos, como el ASUS ZenBook 3, permiten iniciar sesión con tu huella dactilar, un sistema de autenticación que garantiza que tú y solamente tú puedas acceder a tu portátil. El escáner de huella y Windows Hello te ofrecen el mismo grado de seguridad que disfrutas con tu smartphone. Y si compartes tu ordenador, Windows Hello puede identificar las huellas de varios usuarios.

Pero, ¿cuándo y de qué forma se determinó que la huella digital era un método seguro?

Hace milenios, cuando el hombre todavía vivía en cavernas ya utilizaba sus manos para identificarse en pinturas rupestres; pero no fue hasta el siglo 19 cuando detectives pioneros comenzaron a teorizar acerca de la mejor manera de crear una base de datos de huellas dactilares. El principal precursor fue el antropólogo francés y policía Alphonse Bertillon, en cuyo trabajo se inspiraron científicos posteriores para crear un sistema de 16 puntos que es la base de la tecnología moderna.

La tecnología necesaria para desbloquear tu portátil comenzó a tomar forma en la década de los años 60, momento en que los científicos determinaron que las huellas digitales son una serie de crestas y valles de la piel.

Midiendo la distancia entre dichas crestas y valles, los científicos revelaron que no existen dos patrones iguales de huella dactilar. Además, las huellas dactilares contienen puntos, que son crestas minúsculas; islas, que son crestas aisladas, y lagos, que son espacios vacíos entre dos crestas. Todas estas características forman un patrón único que sirve para identificarte como individuo.

Durante la década de 1960, equipos de investigación de las universidades y fuerzas de la ley buscaron un método automático de analizar y almacenar las huellas dactilares. A medida que los ordenadores aumentaron su rendimiento, los científicos encontraron el modo de escanearlas y leerlas con propósito identificativo.

Con el tiempo, se desarrollaron dos métodos de lectura de huella por ordenador. El primero, denominado escáner óptico, captura una imagen de la huella y la compara con una base de datos. Este es el método que puedes ver en las películas de espías de antaño, en las que un láser de color verde escanea la huella como si se tratara de la compra del supermercado.

ZenBook 3

Sin embargo, el ZenBook 3 y la mayoría de smartphones utilizan el método capacitivo. Esta técnica se sirve de unas pequeñas células fotoeléctricas para analizar las crestas y valles, identificarlas con diferentes tipos de señales y crear un mapa de huella dactilar único.

Dichas señales se compilan y comparan con la base de datos cifrada almacenada el el ordenador. Dicho así puede que suene complicado, pero en los ordenadores Windows 10 equipados con escáner de huella, como el ZenBook 3, Windows Hello se ocupa de todo el proceso, permitiéndote iniciar sesión y acceder a tu equipo en una fracción de segundo tras un escáner de huella dactilar positivo.




No hay comentarios

Añadir más