portada_seguridad

Consejos para aumentar la seguridad informática de tu smartphone

Nuestros teléfonos son cada vez más inteligentes, de eso no cabe duda. Podemos trabajar con ellos, comprar por internet, compartir nuestra ubicación con un amigo, firmar certificados a distancia… Pero, como contrapartida, también nos hacen más vulnerables a cualquier ataque cibernético. Un robo de datos de nuestro smartphone puede ser terrible según las manos en las que caiga la información. Por eso, la seguridad informática no es tarea exclusiva de los informáticos, sino que cualquier usuario debería conocer unas nociones básicas para protegerse de ataques externos. Veamos algunos consejos para aumentar la seguridad de tu smartphone.

¿Por qué es tan importante la seguridad informática?

Como venimos señalando, nuestros ordenadores, tabletas y móviles poseen valiosa información de cada uno de nosotros. Normalmente, al pensar en un hackeo de nuestro dispositivo, tememos que alguna fotografía íntima salga a la luz, o que se desvelen conversaciones privadas con nuestros conocidos. Sin embargo, nuestro aparato puede esconder algo mucho más valioso para los piratas: datos informáticos, certificados digitales o documentos confidenciales. ¿Te imaginas que caen en manos inadecuadas?

Que tradicionalmente hayan sido los ordenadores personales y los portátiles los principales afectados por el pirateo no significa que los datos de tu smartphone estén más seguros. ¡Al contrario! Cada vez son más los casos de hackeos masivos contra terminales móviles. Los piratas informáticos son conscientes del uso masivo que hacemos de estos dispositivos y de su vulnerabilidad frente a cualquier ataque. Por eso, debes plantearte seriamente tomar algunas medidas para aumentar la seguridad de tu smartphone

7 consejos para aumentar la seguridad de tu smartphone

Impedir que un hacker consiga acceder a nuestro terminal es tarea casi imposible, dada la vulnerabilidad de los dispositivos ante un ataque potente. Sin embargo, sí podemos evitar descuidos que hagan fácil ese robo de información y, siguiendo estos consejos, proteger tus datos de intrusos:

  1. El acceso, siempre protegido. No por básico debemos obviar este consejo. Si tu dispositivo tiene desbloqueo por patrón gráfico o huella dactilar, úsalo. Puede parecer incómodo al principio, pero te acostumbrarás… Combínalo con un cifrado de la memoria de almacenamiento. Puede que pensemos en el robo telemático de datos, pero si lo que te quitan es el propio dispositivo, al menos tendrán complicado acceder a sus archivos. Si te molesta tener que desbloquear constantemente el teléfono, usa el “Smart Lock” de Android.
  2. Las aplicaciones, siempre seguras: no instales apps de dudosa procedencia o cuyo desarrollador no ofrece garantías de calidad. La mayoría de aplicaciones tienen distintos niveles de seguridad y permiten configurarlas para ser más o menos restrictivas en el uso de datos. Es un fastidio tener que aceptar cada vez que envías información, pero… ¿no es mucho peor exponer la clave de tus cuentas?
  3. Usa un antivirus, ¡no lo dudes! Busca uno con buena reputación y que manejes fácilmente para instalarlo en tu smartphone. El riesgo de malware, spam o virus es cada vez mayor entre los dispositivos móviles.
  4. Actualiza el sistema y las aplicaciones: los desarrolladores evolucionan sus productos a medida que detectan no solo nuevas funciones o mejoras en el programa, sino también fallos de seguridad o eventuales riesgos de vulnerabilidad. Manteniendo las apps actualizadas, evitarás posibles infecciones de virus o accesos no deseados a datos.
  5. ¡Cuidado con las redes WiFi de acceso libre! Al conectarte en una red WiFi, estás exponiendo gran parte de la información que guarda tu smartphone. Cualquier pirata con conocimientos suficientes podría superar las barreras de seguridad y tener acceso a tu información. Ni siquiera en el bar de la esquina estás totalmente a salvo. Si es necesario, puedes usar un navegador con modo incógnito. Es algo más seguro…
  6. Si en tu navegación debes dar algún dato privado, clave bancaria o cualquier otra información confidencial, asegúrate de que la web es segura. Lo comprobarás por el protocolo “https” en vez del tradicional “http”. Además, las webs seguras y de confianza muestran un candado en la barra de direcciones. ¡No te la juegues con tus datos!
  7. Atento a los USB: si estás en un lugar público, como un hotel o un cibercafé, evita conectar el móvil a los puertos externos de cualquier aparato. No es extraño ver manipulaciones en estos puertos para extraer información de cualquier smartphone que se conecte a ellos.

 Sigue estos consejos para proteger tu ASUS y conviértete en tu propio experto en seguridad informática. Porque llevamos muchos datos expuestos en nuestros dispositivos, ¿por qué poner en riesgo nuestra privacidad?




No hay comentarios

Añadir más