musica online

Escuchar música online, ¿gusta más si es ‘by the face’?

Sí, las ventas de la industria musical bajan, pero la juventud consume más música que nunca. Y sí, vais menos a los conciertos, ¡pero la asistencia a los festivales se ha disparado!

musica online

Para conducir, relajarte en casa, charlar con una amiga, bailar o caminar… dale al play. ¡La música está contigo a todas horas! Antes de que existiera Internet, la única que yo podía escuchar sin pagar se emitía por radio, en el televisor, al pinchar vinilos en el tocata… Después llegaron las cassettes y, más tarde, los CD que hoy perduran. Lo bueno es que hoy la música no ocupa apenas espacio: en tu PC, en un reproductor mp3, el móvil, la tablet, el pendrive, un disco duro… Cuando llegó Internet, descubrimos que era posible compartir online álbumes enteros, incluso se podían descargar peer to peer. ¡Almacenábamos tal cantidad de música! Nos acechaba el síndrome de Diógenes, pero en versión digital. De hecho, el 70% de los usuarios de Internet reconoce haber realizado pirateo en alguna ocasión, aunque dicen que lo hacen cada vez menos; sólo el 7% está aumentando sus descargas ilegales. Estos son datos del estudio InnoAction Music, realizado por Ipsos para la escuela de negocios digital ISDI.

¿Quiénes son los más piratas? Según el citado estudio, gentes de entre 16 y 24 años, más chicos que chicas. Es lógico, la música está por las nubes, y no sólo por su precio. Ahora, ¡nuestras canciones favoritas ya están en la nube gracias al cloud computing! Encontrar canciones y conciertos online gratis ¡es una suerte! ¿Quién no ha escuchado música en YouTube? ¡Yo descubrí ayer este convertidor de vídeos en YouTube a mp3! Más opciones por la patilla: Pandora y Spotify, donde el 72% de los usuarios tienen entre 20 a 35 años. Al igual que Spotify, Deezer tiene una versión gratuita y otra de pago, como ocurre con Rdio. En YesFM podrás escuchar tus playlist gratis y, si pagas, también sin conexión online. Sin publicidad, 8tracks, es una radio gratuita. Muziic también es gratis, pero debes estar online. Mención aparte merecen Google Play Music, que podrás probar gratis y sin publi durante 30 días, y Apple Music, que combina tu propia biblioteca de iTunes con un millonario catálogo de canciones que podrás escuchar sin límite; tras tres meses de prueba gratis, te costará otros 9,99 pavos mensuales, pero si convences a toda tu family, hasta seis personas, pagaréis al mes 14,99 pavos.

Hay dos plataformas que me encanta utilizar: SounCloud, donde escucho a mis compositores favoritos, como los que produce Syl Niet desde Hypersunday Records (el 23 de septiembre lanza Purgatory, su nuevo álbum). Yo, que soy una amante de las mezclas, utilizo MixCloud, donde mientras escribo –y gracias a que utilizo una tarjeta de audio que es lo más, la Xonar U7- disfruto de la sesión creada a partir del cartel del festival Arenal Sound 2016.

La música, mejor en directo

Ay, los festivales. Variedad de escenarios con diferentes propuestas, lo mejor para descubrir nuevos grupos en un mismo lugar. Interactividad a tope, experiencias sensitivas impactantes, extra-musicales, proporcionadas casi siempre por marcas de comida, moda, automóviles, entretenimiento o tecnología. Los festivales pueden durar un fin de semana o unos días, como el que se celebra en agosto en Burriana, Castellón, el que reseñaba más arriba, el Arenal Sound. Eso sí, hoy día la música en directo se vive de otra manera, se alarga en el tiempo cuando se comparten con los amigos, sobre todo en Snapchat, Instagram, Facebook y Twitter.

¿Y qué música se escucha más? Ya sé, cuestión de gustos. En industriamusical.es dicen que estos son los 10 artistas con más oyentes en Spotify en 2016, no sé si estarás de acuerdo. Lo que a mí me tiene impactada es el fenómeno de los disc jockey (DJ), sobre todo los de música electrónica, un estilo antes casi reducido a fiestas clandestinas o raves. Entre los DJ mejor pagados del mundo están Dimitri Vegas & Like Mike, Hardwell, David Guetta, Calvin Harris, Skrillex. Por eso en Twitter les sobran los followers: @dimitrivegas, @likemike, @HARDWELL, @davidguetta, @CalvinHarris y @Skrillex.

Un símbolo cultural, eso es la música. Puede representar a una persona o a un grupo social. Por ejemplo, los hippies que inundaron Woodstock, un festival que se celebró en una granja cercana a Nueva York en 1969. No estuve, pero me encanta la mayoría de los grupos que tocaron allí, sobre todo la interpretación que hizo Jimi Hendrix del himno estadounidense, como un lamento, simulando los bombardeos estadounidenses sobre Vietnam. Y es que Woodstock se convirtió en el ícono de una generación hastiada de las guerras y que pregonaba la paz y el amor. La entrada costó ocho dólares de la época, pero congregó a 500.000 espectadores, cuando la organización esperaba 60.000, y se estima que 250.000 no pudieron llegar, como me ocurrió a mí, aunque no por los mismos motivos, claro. Bueno, a lo que iba, ¿crees que el consumo de música a través de plataformas de pago legales en streaming está logrando acabar con las descargas ilegales en España? Y lo que es más importante: ¿conoces más plataformas online donde escuchar música by the face?

 




Hay 2 comentarios

Añadir más
  1. Miguel Angel

    En mi caso, opino que para escuchar música durante nuestras actividades diarias, la oferta existente en cuanto a música “by the face” es suficiente, siempre que tus gustos no sean muy poco comerciales. Es precisamente en esos casos, y en situaciones particulares de necesidad de música menos comercial cuando quizás el uso de plataformas de pago son mas operativas.

    • Susana

      Comparto tu opinión, Miguel Ángel. De momento, yo no pago por escuchar música online, pero de vez en cuando me compro un LP en Google Play, cuando veo alguno a buen precio y que me guste, claro. ¡Saludos digitales!


Publicar un nuevo comentario