mandos

5 mandos para videojuegos que hicieron historia

Las mandos son el puente entre el jugador y el videojuego, y cuántas veces los habremos golpeado furiosos culpándolos de la muerte a manos de nuestros enemigos. En este artículo repasamos cinco mandos que marcaron un antes y un después en la historia del videojuego.

1977, nace el joystick

Joystick de la consola Atari 2600

El primer joystick llegó hace 40 años, en 1977, de la mano de la exitosa Atari 2600. Aquella mítica consola venía equipada con dos sencillos mandos que apenas eran un palo y un botón para disparar, pero suficientes para pasar horas disfrutando delante de la pantalla. Sí, lo has leído bien, en aquella época no te obligaban a comprar el segundo mando por separado…

De aquel primer modelo se acabó evolucionando unos años después al no menos mítico Quickshot, un joystick que recordaba al mando de un caza y que venía equipado con dos botones, un interruptor para el disparo automático y cuatro oportunas ventosas en la base, imprescindibles para evitar que el mando saltara por los aires en los momentos de máxima tensión. ¡Cuánta saliva habrá gastado toda una generación chupando esas ventosas para mejorar su adherencia!

NES (1983), el mando más mítico

Mando de la NES

Viéndolo de décadas después uno se pregunta en qué pensaba el equipo de diseñadores de Nintendo cuando apostó por ese mando que más parecía un ladrillo al que hubieran enganchado una cruceta y un par de botones. Sí, el mando de la NES era un auténtico crimen a la ergonomía, pero aún hoy provoca suspiros de nostalgia al recordar las horas pasadas endureciendo el callo del pulgar izquierdo mientras Mario saltaba como un poseso sobre Koopas o destrozaba impasible ladrillos con la cabeza.

La rivalidad entre Nintendo y Sega (los fans del fontanero italiano y Sonic el erizo eran capaces de llegar a las manos discutiendo cuál era mejor) nos ofreció una década gloriosa para el videojuego, y una evolución hacia mandos mucho más ergonómicos (lo siento, fans de Nintendo, pero los mandos de la Mega Drive eran mucho más cómodos). En cualquier caso, sin aquellos primeros mandos no se habría llegado por ejemplo al Dualshock de la PlayStation (1997), un auténtico icono del diseño de controles para videojuegos: una cruceta, dos joysticks para los pulgares y hasta ocho botones, todo ello en un mando que se adaptaba perfectamente a las manos del jugador.

Teclado y ratón, la pareja inseparable

Primer prototipo de mouse

El teclado de un jugón es fácilmente reconocible: las teclas WASD bien gastadas, la barra espaciadora medio hundida… y a su lado, el fiel compañero de batallas, el ratón. El primer modelo de ratón para ordenadores data de principios de la década de los sesenta del siglo pasado, de la mano del ingeniero e inventor Douglas Engelbart. De aquel primer prototipo que apenas era una caja de madera con un botón hemos pasado a auténticas bestias diseñadas para el gamer más exigente, con diferentes perfiles de usuario, botones programables y por supuesto, perfectamente ergonómicos y adaptados a los diferentes tipos de agarre del usuario: con la palma, estilo garra…

Idéntica evolución han vivido los teclados, que en sus orígenes se inspiraban en sus primas hermanas las máquinas de escribir, pero que ahora cuentan con espectaculares modelos de teclado gaming con retroiluminación multicolor, resistentes a las salpicaduras y soportes de goma para fijar su posición en la mesa.

Nintendo Wiimote, nos ponemos en movimiento

Mando de la consola Wii de Nintendo

Corría el año 2006 y los amigos de Nintendo se propusieron el reto de captar la atención del gamer casual, aquél que solo jugaba de vez en cuando en casa de un amigo y para el que ocho botones o más eran demasiado para sus pulgares. Y lo hicieron con un revolucionario mando, el Wiimote (en combinación con un nunchuck), que trasladaba los movimientos de manos y brazos a la pantalla. De acuerdo, el Wiimote también tenía una cruceta, un gatillo y un par de botones, pero lo importante era que para disfrutar golpeando a tu contrincante en un ring de boxeo o jugando a bolos no hacía falta más que levantarse del sofá y empezar a mover los brazos como un loco.

Años después Microsoft recuperaba el espíritu de la Wii y daba un paso más con Kinect (2010), un futurista dispositivo que capturaba el movimiento de todo el cuerpo del usuario. Ahora, además de levantarse del sofá para jugar hacía falta quitar la mesa de enmedio. ¿Quién decía que los videojuegos eran una actividad sedentaria?

Oculus Touch, la realidad virtual amplía fronteras

Mandos Oculus Touch

Cualquiera que se haya encasquetado unas gafas de realidad virtual sabe que una cosa es jugar delante de la pantalla y otra, muy diferente, estar dentro del juego. El reto en este punto es qué hacemos con las manos: ¿usamos un mando a la vieja usanza o las metemos también en el juego? Ahí es precisamente donde las Oculus Rift (2016) están innovando y plantean un sistema que de aquí unos años seguro veremos como pionero. Las Oculus Touch consisten en un par de mandos (uno para cada mano) capaces de detectar el movimiento del usuario en tres dimensiones, trasladando sus dedos y manos al mundo virtual. Un par de joysticks cuatro botones y sendos gatillos hacen el resto, permitiendo al usuario tomar el control dentro del juego. ¡Nos vemos al otro lado!




No hay comentarios

Añadir más