trucos para fotografias gastronomicas

Masterclass de fotografía gastronómica con el ZenFone 3

Post escrito por Kema Food Culture

El pasado lunes tuvimos el placer de dar una masterclass junto con ASUS para mostrar todas las posibilidades fotográficas que nos aporta el nuevo Zenfone 3 y aprender algunos trucos para que nuestras imágenes estén para comérselas.

Durante un live de Facebook a través de la página de ASUS hicimos una masterclass de fotografía gastronómica con el nuevo Zenfone3, un terminal que permite disparar en modo manual, cosa poco habitual en un teléfono, y que te permite hacer una fotografías espectaculares. Gracias a la opción de disparo manual podemos modificar ciertos valores que nos ayudarán a que nuestras imágenes sean vibrantes.

La cámara principal tiene 16 megapíxeles, una lente de gran apertura f/2,0 y enfoque automático TriTech y estabilización de imagen óptica y electrónica, toda una revolución en cámaras integradas en teléfonos.

Para poder comprobar todo el rendimiento que le podemos sacar al Zenfone 3 preparamos dos escenas de bodegón diferentes y disparamos también de dos formas distintas, a mano y con trípode, para poder comprobar también el rendimiento del Zenfone 3 cuando lo utilizamos de una forma un poco más profesional.

Empezamos creando un bodegón sencillo de desayuno que todos podemos hacer en casa, simplemente buscamos una superficie que nos guste y que tenga luz de una ventana por ejemplo. Nosotros durante el live utilizamos luz artificial porque eran las 18:30h y ya se había ido el sol, pero os recomendamos siempre que hagáis las fotos en casa os situéis cerca de una ventana, la luz natural es la que dará este toque de vida a nuestras imágenes.

trucos para fotografias gastronomicas

Primero colocamos todos los elementos que aparecerán en nuestra foto en la mesa, pero no los dejamos a su suerte sino que los colocamos de una manera estratégica para que la composición se vea bonita, existen muchas reglas de composición pero siempre pensad en la naturalidad de la escena y en cómo lo haríais vosotros si os lo fuerais a comer en casa. Cuando ya tenemos nuestra composición pasamos a poner los alimentos, pero no de cualquier manera. Diego es el chef y estilista culinario de KEMA y con todo el cariño del mundo colocó primero el yogur y luego el muesli y al final, para darle un toque dulce, las virutas de chocolate.

Cuando tenemos todo listo cogemos nuestro Zenfone 3, abrimos la app de la cámara y activamos el modo manual para poder tocar todos los valores, como disparamos a mano tenemos que tener cuidado con el tiempo que tenemos abierto el objetivo ya que nos pueden temblar las manos y la imagen saldría un poco borrosa, así que ponemos una velocidad de 1/100, es una velocidad un poco lenta y nos va a permitir que entre más luz y la foto sea mas luminosa. Luego modificamos la ISO, que regula también la intensidad de la luz, siempre que podamos mantendremos el valor ISO bajo, pero a veces necesitaremos subirlo un poco cuando estemos en condiciones de poca luz. Pero cuidado con subirlo mucho porque nos puede generar grano en la imagen, en esta ocasión lo hemos puesto a 400.

El siguiente valor que modificamos es la compensación de la exposición, que nos ayudará a acabar de aclarar o oscurecer la imagen, y para finalizar el balance de blancos, que nos dejará regular la temperatura de color, ya que la luz a veces es más amarilla o más azul, aquí podremos modificar esta aberración cromática y ajustarla para que el color sea lo más real posible. Os aconsejamos usar aquí el modo automático de balance de blancos ya que el Zenfone 3 capta bastante bien la temperatura de color.

trucos para fotografias gastronomicas

Con todos estos valores lo último que nos queda es disparar y hacer una foto deliciosa. Cuando ya tenemos nuestra imagen la pasamos rápidamente a un programa de edición de imágenes, en este caso VCSO Cam, que es una aplicación gratuita y con la que simplemente le aplicamos un pequeño filtro muy suave y le damos un poco más de claridad, un pequeño retoque más artístico, ya que la imagen ha quedad estupenda por si misma.

Al acabar este set mas sencillo nos propusimos montar otro con más elementos y disparar desde el trípode para poder ver hasta donde podemos llegar con nuestro Zenfone 3. Al colocar el teléfono en un trípode y tenerlo sin movimiento podemos ajustar todavía más los valores del modo manual, pudiendo dejar más tiempo la entrada de luz disparando con velocidades todavía más lentas sin tener desenfoque en la imagen causado por la vibración.

En este caso pudimos modificar la velocidad de disparo y que fuera más lenta, la pusimos a 1/13 y a la vez gracias a esto pudimos bajar el numero ISO para que la imagen no tuviera ningún grano y quedara más definida. Pudimos bajar la ISO a 100, siempre os recomendamos que la ISO contra más la podáis bajar de número mejor.

Con los valores modificados disparamos nuestra foto, como habéis visto en la imagen hicimos una composición muy simple con pocos elementos y utilizando solo ingredientes de la propia receta, que en este caso es una deliciosa crema de zanahorias que preparó Diego y que estaba ¡para chuparse los dedos!

Esperamos que os haya gustado la masterclass, como habéis podido comprobar con pocos elementos y el Zenfone 3 se pueden hacer unas fotos preciosas y lo bueno es que la cámara os entra en el bolsillo, es perfecta para disparar en condiciones de poca luz, como por ejemplo cuando vamos a un restaurante a cenar y hay una luz tenue y amarilla, el Zenfone 3 nos va a ayudar a arreglar estos problemas tan comunes y sacar el mejor partido a nuestras imágenes.

A nosotros nos ha encantado el nuevo Zenfone 3, la verdad es que nos ha sorprendido mucho tanto por su facilidad de uso como por el resultado obtenido con las fotografías que hemos hecho, a vosotros ¿qué os parecen?

trucos para fotografias gastronomicas

Y como es prometimos en directo, aquí tenéis un regalito: la receta de nuestra Crema de Zanahoria.

CREMA DE ZANAHORIA

 Ingredientes:

– 500 gramos de zanahorias

– 100 gramos de patata

– Media cebolla

– 1 diente de ajo

– 2 cucharadas de aceite de oliva virgen

– Agua

– Sal

– Pimienta

Picada:

– Romero

– Frutos secos

– Aceite de oliva virgen

Pasos:

– Pela y trocea las zanahorias, patatas, la cebolla y el ajo en trozos irregulares.

– Introdúcelos en una olla y pon agua hasta que queden cubiertos.

– Añade la sal, la pimienta y el aceite de oliva y deja cocer durante una hora.

– Una vez que veamos que la zanahoria está blanda trituramos la mezcla.

– Ahora es el momento de probar la crema y ver si hay que rectificar el punto de sal y pimienta. Si queda muy espesa la puedes aligerar con un poco de agua.

– Para la picada, trocea los frutos secos, ponlos en un recipiente y añádele aceite de oliva hasta cubrirlos. Luego le añades un poco de romero muy picado a la mezcla y ya está listo para decorar nuestra crema.




No hay comentarios

Añadir más