asus_blog_foodies

¿Por qué nos gusta tanto fotografíar comida? Foodies, ¿solo una moda pasajera?

Seguro que alguna vez lo has hecho, ¿verdad? Estás cenando en un restaurante, con tu pareja o tus amigos, y cuando aparece el plato sientes la irresistible necesidad de sacar el móvil, hacerle una foto y compartirla con el mundo. Bueno, eso es algo relativamente habitual, ¿pero por qué triunfan tanto las fotos foodies? ¡Te lo contamos!

Por qué los foodies triunfan en la red

Reconócelo: a ti también te ha atrapado alguna vez una ensalada de colores vibrantes, un postre de formas imposibles o una suculenta hamburguesa a la que hincarías el diente a través de la pantalla, ¿verdad? El hecho de compartir en las redes fotos de los platos que vas a degustar puede responder a muchos motivos: para empezar, para generar envidia (sana, por supuesto) a los conocidos y amigos que se perderán el banquete.

Pero también para dejar constancia del esfuerzo que nos ha supuesto elaborar ese plato o, simplemente, de lo deliciosa que es la comida en ese restaurante que acabamos de descubrir. Y hay más: estudios de la universidad de San Diego y de la universidad Saint Joseph de Philadelphia parecen apuntar a que fotografiamos nuestra comida porque, después, la disfrutamos más.

El motivo parece ser que la espera que genera el preparar el escenario para la foto, realizar una toma buena y todo el proceso asociado hace que aumenten nuestras expectativas y los sabores nos sepan mejor. ¿Te lo habías planteado alguna vez? ¡Haz la prueba y nos cuentas!

Y no solo eso: también hay investigaciones que apuntan a que los foodies pueden mejorar la percepción que tenemos sobre los alimentos y ayudarnos a seguir una dieta más saludable, a comer platos más elaborados y a descartar la comida de tipo basura. ¡Si te fijas en las cuentas de auténticos maestros foodies, como Laura Ponts (@lauraponts) o Delicious Martha (@deliciousmartha), verás que sus platos siempre son de lo más sano!

¿Cuáles son las comidas más posteadas en Instagram?

Si tuviéramos que hacer una lista de las comidas más posteadas en Instagram, sin lugar a dudas sería esta:

#1 Café

¿Será porque nos ayuda cada mañana a empezar el día? No lo sabemos, pero sin duda el café es el rey de las fotos de comida en Instagram, y 58.380.514 publicaciones así lo demuestran: deliciosos cafés de cafetería, cafés to go, inventos caseros… ¡Todo lo que puedas imaginar, y mucho más!

asus_blog_cafe

#2 Pizza

En segundo lugar nos encontramos con la pizza, que suma un total de 23.093.805 publicaciones. ¿Te sorprende? ¡A nosotros nos!

#3 Fruta

Con casi 14 millones de publicaciones, la fruta en todas sus vertientes se merece ocupar el tercer puesto de nuestro ranking. Puedes encontrarla en todas sus variantes: fresca, acompañando desayunos, adornando postres y helados…

#4 Cupcakes

La moda de las cupcakes llegó pisando fuerte y así lo demuestran los 12.547.698 de publicaciones relacionadas con estos pastelitos.

asus_blog_cupcakes

#5 Pasta

¡Casi 10 millones de publicaciones para el plato favorito de medio mundo! Espaguetis, macarrones y mucho más en todo tipo de platos. ¿Notas cómo se te hace la boca agua?

Viendo estos datos parece que la moda foodies, lejos de disminuir, va a seguir dando guerra durante mucho tiempo, ¿verdad? ¡Incluso muchas marcas y restaurantes han empezado a valorar las capacidades de los usuarios detrás de las cuentas más famosas para encargarles la gestión de sus redes sociales! Así que no solo se trata de una afición compartida por millones de personas en el mundo, sino incluso de una profesión con la que ganarse la vida. ¿Te lo hubieras imaginado?

4 consejos clave para triunfar entre los foodies de Instagram

¿Quieres empezar a cosechar likes con tus fotos de comida? Pues no te pierdas estos cuatro consejos para conseguirlo. Puede que te parezcan muy básicos, ¡pero marcarán una gran diferencia en tus fotos, ya lo verás! Y seguirlos no te costará demasiado, más allá de práctica, práctica y práctica:

  • Prepara bien la escena. Para cosechar el éxito entre los foodies no basta con tener un palto delicioso: tiene que entrar por la vista. Y para eso necesitas un buen escenario. Coloca alimentos crudos junto a tus platos (si has hecho una tarta de fresas, por ejemplo, adorna la foto con algunas fresas sueltas), incluye algún utensilio de cocina, elige una vajilla bonita… Recuerda, ¡todo cuenta!
  • Apuesta por la luz natural. La luz halógena de la cocina es demasiado agresiva y arruina la textura de los alimentos. Es mucho mejor que montes tu pequeño escenario fotográfico cerca de una ventana, por ejemplo. Y si la luz llega en ángulo, mejor todavía: así resaltará más aún las texturas.
  • Haz las fotos desde arriba. Las fotos en ángulo recto te permiten jugar mejor con la escenografía y, además, ayudan a resaltar los colores naturales de la comida. ¡Olvídate de los ángulos raros, a no ser que quieras conseguir un efecto especial y concreto!
  • No te pases con los filtros. La clave del éxito de las fotos de comida reside en su aspecto natural y, aun así, 100 % apetecible, así que mucho ojo con sobrecargar tu foto de efectos y filtros porque conseguirás todo lo contrario.

¡Esperamos que te sean muy útiles para que tu cuenta se convierta en un modelo a seguir para otros foodies!  




No hay comentarios

Añadir más