1

Trolls 2.0: Cómo vértelas con las personas tóxicas de internet

En internet como en la vida real, hay que lidiar con personas tóxicas, la diferencia es que en internet los trolls tienen cierto anonimato.

Cómo actuar ante los Trolls de internet

No hay que pasar mucho tiempo conectado a internet para encontrarse con esas personas con las que, en la vida real, jamás cruzarías una palabra. Los trolls, esos seres mitológicos que se transformaron en reales gracias a internet, basan sus vidas digitales en hacer peores las de otras personas, ya sea por pura diversión o por un motivo más profundo como el odio.

Trolls 2.0: Cómo vértelas con las personas tóxicas de internet

El troll es una persona como tú o como yo, pero a la que le pasó algo para que en su cabeza empezase a tener sentido que el meterse con una o un grupo de personas, era algo que debía convertir en su deber, en un objetivo prioritario en su vida. No podemos predecir qué pasó, tampoco en la clase de persona que se convierte en un troll, porque en internet como en la fuerza, “el miedo es el camino hacia el Lado Oscuro, el miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento”.
Según la Organización Mundial de la Salud, España ocupa el séptimo puestoen el ranking de países donde más ciberacoso sufren los menores. Y es que no es raro que el troll pase al acoso sistemático de una persona. Recibir amenazas o insultos de estas personas se ha convertido en algo relativamente común para muchos jóvenes, ya sea por redes sociales o mediante servicios que usamos todos los días como WhatsApp. ¿Qué puedes hacer cuando te encuentras en una situación como esta? ¿Cómo debes reaccionar si te encuentras con una persona que no te deja en paz y el insulto o las vejaciones son comunes? No podemos dejar ganar al troll, pero tampoco podemos enzarzarnos con ellos.

“Don’t feed the troll”

La regla de oro de internet, en cuanto los trolls y esas personas tóxicas, es clara: no le alientes a que genere más odio. No le alimentes.

El típico troll en redes sociales se basa en cierto anonimato y suele atacar a personas por una tendencia o por un sesgo personal. Estas personas suelen hacer ataques “globales” en busca de personas que se defiendan. Error. Ese es el alimento del troll, que le da pie a generar más odio.

Trolls 2.0: Cómo vértelas con las personas tóxicas de internet

Ignora, bloquea, denuncia

Como bien dice la Policía Nacional, el primer paso es siempre ignorar al troll. Cuando no entras a su juego, se suelen aburrir, en caso contrario el segundo paso es bloquearlo.

Para bloquear contactos en WhatsApp, abre el menú de la aplicación, pulsa Configuración > Configuración de privacidad > Contactos bloqueados. Pulsa el icono Añadir contacto para seleccionar que contacto quieres bloquear, así dejará de molestarte.

Para bloquear un contacto en Telegram entra en la conversación o sobre el contacto en cuestión, pulsa sobre su avatar y en el perfil, pulsa sobre la opción Bloquear usuario.

Trolls 2.0: Cómo vértelas con las personas tóxicas de internet

En Twitter puedes bloquear contactos y sus notificaciones. Además, estas cuentas no podrán seguirte, enviarte mensajes directos, encontrar tus tweets en búsquedas o ver tus actualizaciones. Pulsa sobre el botón de menú del perfil a bloquear (normalmente tres puntos) y selecciona Bloquear a @usuario.

En Facebook puedes bloquear personas entrando a su perfil, pulsar sobre el botón de menú (tres puntos seguidos) y seleccionar Bloquear. Estas personas no podrán ver lo que publicas o etiquetarte, invitarte a eventos, grupos, iniciar conversaciones de chat o agregarte a la lista de amigos.

No lo dudes: denuncia ante ataques personales

Si este troll realiza amenazas, debes denunciarlo. Es muy importante denunciarlo a la Policía para que tome partida e intenten encontrar al culpable. Muchos trolls se esconden en redes sociales detrás de un falso anonimato, ya que, en la mayoría de ocasiones, si existe un delito, las redes sociales están obligadas a colaborar con la Policía y encontrar a la persona detrás de esa cuenta.

Contacta con tus padres, tus profesores y en caso de amenazas serias, dirígete directamente a la Policía. Está para ayudarte. Nadie te va a juzgar.

Trolls 2.0: Cómo vértelas con las personas tóxicas de internet

Desde 2015 la Policía Nacional puede recibir denuncias de amenazas, extorsión o de redes sociales. Dirígete a la página de Colaboración ciudadana para hacer una comunicación, o llama al 902 102 112.

Recuerda no destruir pruebas de mensajes que te han enviado si quieres presentar una denuncia, en casos como WhatsApp donde las conversaciones son cifradas, la Policía necesita tener pruebas.

Esperamos de corazón que este artículo te sea interesante pero que jamás tengas que llegar a usar ninguno de estos consejos.




No hay comentarios

Añadir más